ene
25

¿Han escuchado hablar de la ultracavitación y la radiofrecuencia?

por

Todas queremos vernos lindas, y aunque en invierno el exceso de ropa, el frío y las ganas de comer cosas dulces, nos dan un respiro en nuestra afanosa tarea por ser bellas, estamos en verano y cada una, a nuestra manera, luchamos por obtener las medidas perfectas.

Para las que no somos especialistas, la extensa oferta de completísimos tratamientos, más que aclararnos, nos confunde. Independiente de si son masajes reductivos, linfáticos u ondas rusas, todos prometen convertirnos en sirenas. Lamentablemente, si no nos preocupamos de investigar un poquito, compraríamos cuánto cupón viéramos.

Conversamos con Patricia Salvatierra, kinesióloga de la Clínica Kinedos, especialistas en kinesiología, salud y belleza, para que nos oriente sobre dos de los tratamientos más requeridos: ultracavitación y radiofrecuencia.

Después del salto, la entrevista completa.

¿Qué son la ultracavitación y la radiofrecuencia?
Son tratamientos con excelentes resultados en la disminución del volumen corporal y en la calidad y aspecto de la piel. Mientras la ultracavitación genera un efecto mecánico que libera grasa a través de la orina; la radiofrecuencia, activa la generación de colágeno, aumentando la tonicidad de la piel, haciéndola más joven y tersa. Los dos son ultra recomendables.

¿Ambos se usan en todo el cuerpo?
El ultracavitador puede ser usado en todo el cuerpo menos en el cuello y la cara. La radiofrecuencia, en cambio, es bastante útil en la cara, de hecho se usa, también, como tratamiento de rejuvenecimiento facial.

¿Es necesario complementar estos tratamientos con dieta?
Aunque ambos tienen un efecto importante en la reducción de contornos y la celulitis, la paciente debe cambiar sus hábitos, entre ellos, dejar la sal, consumir más agua y realizar ejercicios periódicamente.

¿Cuántas veces a la semana debo realizar estos tratamientos?
No se pueden usar los dos tratamientos en la misma sesión, ya que se exige mucho el tejido. La radiofrecuencia puede usarse día por medio, a diferencia de la ultracavitación que debe usarse cada 10 días, porque se sobreexige mucho el funcionamiento del hígado. Es por esto que también el alto consumo de agua y una dieta depurativa baja en grasas durante el tratamiento con esta máquina es importantísimo.

¿Cómo elegir el lugar adecuado para someterse a estos tratamientos?
Siempre fíjate que en el lugar donde te hagas un tratamiento reductivo, te midan y te tomen fotos, así podrás evidenciar el cambio y objetivar resultados. Además, debes tener claro que los tratamientos con radiofrecuencia y cavitación son indoloros.

La ultracavitación y la radiofrecuencia no hacen milagros…
Todos estos tratamientos sirven para zonas pequeñas, es decir, si yo llego a un centro y quiero reducir muchas zonas de mi cuerpo, el tratamiento no será efectivo. Focalízate en la zona más complicada y que se dediquen a ella durante una hora o más. Lo mismo sucede en el caso de la celulitis, si es celulitis tipo 2 o 3, es decir, que se vea fácilmente al estar de pie o acostada, no tiene excelentes resultados. Podemos lograr disminuirla pero no eliminarla.

Así que ya saben chicas, si quieren obtener resultados efectivos, sigan nuestros consejos de belleza.

MÁS NOTAS SOBRE: Recomendamos, Salud y Belleza
ENVIAR A UNA AMIGA:

Comentar

1 Comentario

  • Rocío 11 diciembre 2013 a las 2:00 am

    Excelente recopilación de preguntas frecuentes, ¡Para referenciar!

    La realidad es que a veces se ponen demasiadas expectativas en tratamientos que, si bien efectivos, tampoco son milagrosos. Es realmente la combinación justa entre alimentación + ejercicio + el tratamiento lo que nos permite ver resultados notorios y sin sufrir de más en ningún aspecto.

    Saludos!



SÍGUENOS

CONVIÉRTETE EN BLOGGERA FUCSIA!






















Últimos Comentarios








Contáctanos

© 2013 THE BRANDING BROTHERS - Algunos derechos reservados.